Paco Porras


PAGINA EN CONSTRUCCIÓN

CONTACTO 630 199 366

Francisco de Asís Porras de Ureña fue ganador en 1972 de la 'Concha de Plata' del Festival Mágico de San Sebastián al mejor mentalista, con tan sólo 13 años de edad, por su ponencia sobre la historia del cine a través de la astrología. Es Diplomado en Mentalismo por el Congreso Mágico de Cantabria en 1981, en la Universidad de Las Llamas de Santander, donde también ganó el Premio Especial del Jurado. Empezó su carrera como historiador y crítico cinematográfico en Radio Nacional de España, Radio Intercontinental de Madrid y la Cadena Ser. Entre los años 1976 y 1985 fue actor de doblaje en TVE en los programas 'Vivir para ver', con su buen amigo Alfredo Amestoy, y en Barrio Sésamo, así como en varios spots publicitarios donde encarnaba al monstruo 'Zampagalletas'.
Mi madre durante el rodaje de la serie de TVE 'Vivir para Ver'. Era el año 1977, jamás se me olvidará porque este mismo día, 26 o 27 de marzo, nos enteramos en Prado del Rey, del suicidio del gran compositor Waldo de Los Ríos, marido de mi gran amiga Isabel Pisano, tan excelente persona como escritora.


En este posado yo cumplía dieciocho años. Jamas se me olvidará porque este mismo día me despojé de la pajarita, la chaqueta y el pantalón, tras un furor hormonal propio de la edad, y me fui como un loco a la sala de moda de aquella época, Bocaccio, a ver a quien me podía ligar. Al final acabé en la cama con quien menos me lo esperaba. Se trata de un famosísimo macho iberico completamente heterosexual que por las mañanas era un hombre lobo y por las noches se convertía en mujer zorra.


Aqui estaba entre los diecinueve y veinte años ensayando como mago los trucos que tenía que hacer para la gira en la que fuimos contratados por los payasos Gabi, Fofo y Miliki. El gran Emilio Aragón, actual director de La Sexta, acababa de llegar de Cuba y debutaba, al igual que yo, como músico, tocando la trompeta, antes de iniciarse el espectáculo. Yo era el telonero.


Esta foto me la hicieron unos días despues de ganar la Concha de Plata de San Sebastián como mentalista. Y como hacía mucho calor en el plató, me pusieron un horrendo jersey transparente que parecía un visillo de cocina.


Esta foto esta hecha en la comisaría de Policia de Málaga, en el año 1988, en un curso de criminología y astrología que preparó el comisario de aquella época, don Mario Peregrín. Ahí dí a conocer los perfiles psicopatológicos de algunos delincuentes y su relación, no solo con el entorno ambiental que los condiciona, sino que con los astros que de alguna forma los determinan. La Luna es uno de ellos.